Doctor Strange: hechicero supremo ya estrenó en Estados Unidos y varios países del mundo y falta que estrene en otros países. La nueva película de Marvel presenta a un personaje que no es tan conocido para los que no son afín a los cómics. Cinco datos que te sorprenderán sobre este superhéroe y las mejores imágenes.



La enorme apuesta en los efectos especiales 

Las aventuras de los libros de historietas de Doctor Strange siempre se caracterizaron por tener unos escenarios increíblemente surrealistas y realidades alternativas, una tradición que se repite en el film. Para ello, el departamento de arte d se enfocó en el trabajo de Steve Ditko, el primer artista que dibujó al héroe en los libros de historietas. Para realizar la película intervinieron 49 profesionales que crearon más de 3.000 diseños de concepto y 40 maquetas de los sets, siguiendo diseños geométricos que forjaron el estilo alucinatorio.

Un superhéroe distinto a todos

Doctor Strange, el máximo hechicero del Universo Marvel, apareció por primera vez en el libro de historietas Strange Tales 110 (julio de 1963). Según  Stan Lee, fueron ciertos recuerdos de su niñez los que lo inspiraron a crear un tipo de héroe diferente. Inspirado en el protagonista de un programa de radio de su infancia llamado Chandu, el mago, Lee pensó en crear un héroe que pudiera ser maestro de las artes místicas.

Benedict Cumberbatch se metió de lleno en el personaje

Para preparar su personaje del Doctor Stephen Strange, el actor de Sherlock pasó tiempo con neurocirujanos; y el director, el director de fotografía y el diseñador de producción visitaron distintos quirófanos y salas de emergencia de la ciudad de Nueva York para crear un entorno de hospital realista en la pantalla.


Doctor Strange y sus capas

La silueta de la Capa de Levitación es fundamental en el mundo del cómic de Marvel, y la creación de la capa fue uno de los mayores desafíos para el departamento de vestuario de Alexandra Byrne, que contó con el talento de 20 personas para llevar a cabo la tarea. Debido a los diferentes usos que tiene durante el rodaje, se debieron realizar 18 capas.

Los lugares elegidos para grabar la película

El rodaje de Doctor Strange: hechicero supremo se dividió entre las ciudades de Londres, Nueva York, Katmandú (Nepal) y Hong Kong. Para crear un clima ideal, se construyeron 21 sets de enorme escala e increíble nivel de detalle: el más grande fue el set de los jardines y calles de Kamar-Taj que medía más de 1.200 m2. Algunas de las escenas de interiores también se rodaron en la histórica Exeter College, que forma parte de la Universidad de Oxford, donde estudió J.R.R. Tolkien, entre otras personalidades destacadas.